Mostrando las entradas con la etiqueta ídolos. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta ídolos. Mostrar todas las entradas

¿Es verdad que María es la diosa Astarté, la Reina del cielo, un culto prohibido en la Biblia?


¿ES VERDAD QUE MARÍA ES LA DIOSA ASTARTÉ, LA REINA DEL CIELO, UN CULTO PROHIBIDO EN LA BIBLIA?
Por Jesús Mondragón 

Los Cristianos Católicos damos a la Virgen María el título de «Reina del cielo». Esto es aprovechado por algunos protestantes mal informados y grupos sectarios malintencionados, que aseguran que los católicos somos unos idólatras, que adoramos a la diosa Astarté o Astaroth, puesto que en la Biblia, dicha deidad pagana es nombrada con el título de "Reina del cielo". 

Jeremías 7,18
Los hijos recogen leña, los padres prenden fuego, las mujeres amasan para hacer tortas a la REINA DE LOS CIELOS, y se liba en honor de otros dioses para exasperarme. 

Ver también: Jeremías 44,16-25 

¿A CUÁL REINA DE LOS CIELOS SE REFIERE LA BIBLIA? 

Este título: «Reina de los cielos» se refiere a Astarté, diosa de Babilonia y Asiria, también llamada Astaroth por otros grupos. Se creía que ella era la esposa del falso dios Baal, también conocido como Moloc. 

Al mezclarse el pueblo de Israel con el culto pagano de Astarté o Astaroth, con el tiempo se originó la idea de que Astaroth era la "consorte" de Yahveh. Es fácil ver cómo la mezcla del paganismo que exalta a una diosa con la adoración del verdadero Rey del cielo, puede llevar a la combinación de Dios y Astaroth, «Reina de los cielos», pues «Dios del Cielo» era un título dado a Yahveh: 

Daniel 2,44
En tiempo de estos reyes, EL DIOS DEL CIELO hará surgir un reino que jamás será destruido, y este reino no pasará a otro pueblo. Pulverizará y aniquilará a todos estos reinos, y él subsistirá eternamente. 

Así, Yahveh y Astarté serían los "REYES DEL CIELO". 

El culto a Astarté, siempre estuvo en oposición al culto de Yahveh, el Dios verdadero, como nos lo muestran las numerosas referencias que de ella hace la Sagrada Escritura. 

Jueces 2,13
dejaron a Yahveh y sirvieron a Baal y a las Astartés. 

Jueces 10,6
Los israelitas volvieron a hacer lo que desagradaba a Yahveh. Sirvieron a los Baales y a las Astartés, a los dioses de Aram y Sidón, a los dioses de Moab, a los de los ammonitas y de los filisteos. Abandonaron a Yahveh y ya no le servían. 

También pueden verse: 1 Samuel 7,3-4; 12,10; 31,10; 1 Reyes 11,5.33; 2 Reyes 22,13. 

¿Significa que Astarté, y la Virgen María son la misma diosa sólo porque ambas son llamadas "Reina del cielo"? 

La respuesta es no, no son la misma, en primer lugar, porque María no es una diosa, ni los Cristianos Católicos la adoramos, sino que la veneramos. Además, la Biblia no puede referirse a María como la Reina del cielo ¡Porque María existió 1000 años después de que Astarté fue mencionada por primera vez¡ 

La Iglesia siempre ha enseñado que el único digno de ser adorado es Dios y nadie más, así sea el más poderoso y bello de los ángeles, el más fiel santo de la Iglesia o la mismísima Madre de Dios. 

Sin embargo, en la historia de la Iglesia hubo un grupo de “cristianos” que cayeron en el error de adorar a la Virgen María. 

En el siglo IV apareció un grupo conocidos como los coliridianos, quienes ofrecían tortas y pasteles a la Virgen como signo de adoración. 

Eran una secta gnóstica integrada mayoritariamente por mujeres que mezclaron la figura de María con deidades paganas. 

Cuando San Epifanio, obispo de Salamina, se enteró de esta herejía no dudó en denunciarla y condenarla en nombre de toda la Iglesia Católica. 

Dijo: “Sea María honrada. Sean Padre, Hijo, y Espíritu Santo adorados, pero que ninguno adore a María”

El Catecismo de la Iglesia Católica (CIC) enseña que la Virgen María es honrada de manera especial, pero no tiene el culto de adoración que solamente se le rinde a Dios (CIC 971)

Por otra parte, existen en la Sagrada Escritura varios títulos que se le dan a Yahveh Dios y que también son títulos de dioses paganos. ¿Significa entonces que todos los adoradores de Yahveh o Jehová, en realidad adoran a dioses paganos? He aquí algunos ejemplos. 

EL DIOS DEL CIELO, ¿EL DIOS PAGANO URANO ES YAHVEH? 

Como hemos visto anteriormente en el texto de Daniel 2,44 citado más arriba, Yahveh, el único Dios verdadero, es nombrado en la Biblia como «EL DIOS DEL CIELO»: 

Esdras 5,11
«Ellos nos han dado esta respuesta: "Nosotros somos servidores del DIOS DEL CIELO y de la tierra; estamos reconstruyendo una Casa que estuvo en pie anteriormente durante muchos años y que un gran rey de Israel construyó y acabó. 

¿Significa entonces que Yahveh es el dios pagano Urano?




Urano es conocido en la mitología griega como EL DIOS DEL CIELO hecho persona, ya que esto es lo que significa su nombre, conocido en la mitología romana como Caelus. Era hijo y esposo de Gea, la madre tierra. 

Aunque Yahveh y Urano son llamados "EL DIOS DEL CIELO", no significa que se trate del mismo Dios. 

EL PADRE DE TODO, ¿EL DIOS NÓRDICO ODÍN ES YAHVEH? 

La Biblia llama a Yahveh Dios, el PADRE DE TODO: 

Efesios 4,6
un solo Dios y PADRE DE TODOS, que está sobre todos, por todos y en todos. 

El dios nórdico Odín, gobernante de Asgard, donde recibió el epíteto de "EL PADRE DE TODO", es decir, el padre de todos los dioses y todo lo creado, se enamoró de la diosa mayor, Gaea, por quién es el padre de Thor.




Sería tonto deducir que por ser llamados con el mismo título, Yahveh y Odín sean el mismo Dios, pero eso es precisamente lo que hacen quienes sostienen la falsa idea de que Astarté y María son una misma y única REINA DEL CIELO. 

REY DE REYES, ¿JESUCRISTO ES EL REY PAGANO NABUCODONOSOR? 

Rey de Reyes, es el título que reciben los reyes Nabucodonosor, de Babilonia y Artajerjes. 

Daniel 2,37.46
Tú, oh rey, REY DE REYES, a quien el Dios del cielo ha dado reino, fuerza, poder y gloria... Entonces el rey NABUCODONOSOR cayó rostro en tierra, se postró ante Daniel, y ordenó que se le ofreciera oblación y calmante aroma. 

Esdras 7,12
«ARTARJERJES, REY DE REYES, al sacerdote Esdras, secretario de la Ley del Dios del cielo, paz perfecta, etc. 

El mismo título de "Rey de Reyes", es dado por la Biblia también a Jesucristo: 

Apocalipsis 17,14
Estos harán la guerra al Cordero, pero el Cordero, como es Señor de Señores y REY DE REYES, los vencerá en unión con los suyos, los llamados y elegidos y fieles.» 

¿Debemos concluir, que Jesucristo es el rey pagano adorado como un dios y enemigo del pueblo de Israel, Nabucodonosor? Eso, simplemente sería ridículo. 

Pues esto es justamente lo que hacen algunos protestantes y grupos sectarios al llegar a la inverosímil conclusión, de que la Virgen María es la diosa pagana Astarté, sólo porque reciben el mismo título. 

ASTARTÉ ES REPRESENTADA CON UN NIÑO DE BRAZOS


Astarté, Astaroth, Asera, comparada con María.

Otra prueba presentada por tales gentes, de que María es la diosa Astarté, es según ellos, que se la representa con un niño de brazos igual que a la Virgen.


Isis, diosa egipcia, equivalente a Astarté, comparada con María.

Si usamos el mismo modo de razonar empleado por los grupos sectarios, deberíamos concluir que toda madre que aparezca en una fotografía cargando a su hijo, es la diosa Astarté.




O que Jesucristo es el dios pagano Thor, porque así como Yahveh tiene un hijo, Odín es padre de Thor, o también podemos deducir que Jesucristo es Hércules, mitad dios, mitad hombre, hijo del dios pagano Zeus, PADRE DE TODOS los dioses. Los ejemplos serían interminables. Pero a este tipo de conclusiones se llega cuando en vez de buscar la verdad, el objetivo es denostar, ridiculizar, calumniar la fe de otras personas, motivadas por la ignorancia y lo que es peor, en muchas ocasiones por el odio.

¿Qué dice la Biblia sobre María y su hijo?

Mateo 2,11
Entraron en la casa; VIERON AL NIÑO CON MARÍA SU MADRE y, postrándose, le adoraron; abrieron luego sus cofres y le ofrecieron dones de oro, incienso y mirra.

MARÍA ES LA REINA DEL CIELO, FUNDAMENTO BÍBLICO 

En el pueblo judío, la reyna no era la esposa del rey, sino la madre, quien recibía el título de "Gebirá". La palabra gebirá se utiliza para designar a la 'mujer que gobierna', siendo traducido en muchas Biblias como la reina madre, dado que se utiliza para designar a la que era la madre del rey y no a la esposa de éste. 

I Reyes 2,19
Entró Betsabé donde el rey Salomón para hablarle acerca de Adonías. Se levantó el rey, fue a su encuentro y se postró ante ella, y se sentó después en su trono; pusieron un trono para la madre del rey y ella se sentó a su diestra. 

1 Re 15, 13
Incluso a su abuela materna Maacá le quitó el título de reina madre (gebirá). 

2 Re 10, 13
Somos parientes de Ocozías y vamos a saludar a los hijos del rey y a los de la reina madre (gebirá). 

También pueden verse 2 Cro 15, 16; Jer 13, 18; Jer 29, 2. 

Siendo Jesucristo el REY DE REYES, y siguiendo la tipología, María es la GEBIRÁ, la REINA MADRE que está en el cielo: 

Apocalipsis 12,1
Una gran señal APARECIÓ EN EL CIELO: UNA MUJER, vestida del sol, con la luna bajo sus pies, y una CORONA DE DOCE ESTRELLAS sobre su cabeza. 

En la Carta a los Hebreos, el Apóstol San Pablo aplica a Jesucristo una profecía del Salmo 45.

Hebreos 1,8
Pero del Hijo: Tu trono, ¡oh Dios!, por los siglos de los siglos; y: El cetro de tu realeza, cetro de equidad.

Si continuamos leyendo la cita de Pablo, esa profecía menciona a una Reina sentada a la derecha de Cristo, igual que el rey Salomón y su madre.

Salmos 45,7.10
Tu trono es de Dios para siempre jamás; un cetro de equidad, el cetro de tu reino... Hijas de reyes hay entre tus preferidas; A TU DIESTRA UNA REINA, con el oro de Ofir.

Esa Reina no puede ser otra más que María, sla madre del Rey, la Gebirá.

CONCLUSIÓN 

La Santísima Virgen María es la Gebirá, la Reina Madre, la Reina del cielo, pero no es la diosa Astarté, ni es pagana y mucho menos se le adora. 

PAX ET BONUM 

Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook. 


TU DONATIVO NOS HACE FALTA Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS! 

NOTA IMPORTANTE: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días. 

Nuestros artículos están hechos para la evangelización y difusión de la verdadera fe católica y pueden ser usados, compartidos o publicados libremente en distintas páginas o foros, sin fines de lucro, siempre que se haga mención del autor del artículo, los créditos debidos y el nombre de ésta página, CATÓLICO DEFIENDE TU FE.


¿Tenían imágenes los primeros Cristianos?


¿TENÍAN IMÁGENES LOS PRIMEROS CRISTIANOS?
Por Anwar Tapias Lakatt
Cuando vemos hoy día que los no católicos atacan tanto las imágenes sagradas, cabría la pregunta ¿Será que los que atacan están tan seguros que los cristianos auténticos en sus inicios jamás tuvieron imágenes, como para que nos cuestionen por ello? Uno tiende a pensar que de historia cristiana sabemos tan poco que seguro no hemos estudiado donde los cristianos primitivos nunca tuvieron imágenes.

¿Pero si alguno se atreviera a decir: es que si ellos llegaron a tener no les daban culto como ustedes los católicos, podemos ver de ejemplo esta página protestante que expresa que ya el problema no es fabricar algún tipo de imagen:

Dios ha sido muy claro y específico al prohibirnos el uso de estatuas e imágenes en las prácticas religiosas. Dios no prohíbe hacer una estatua de un héroe nacional y colocarla en la calle principal de la ciudad. No es esa la clase de estatuas que Dios rechaza. Pero las estatuas utilizadas en el contexto religioso de adoración e intercesión ante el Dios Altísimo están expresamente prohibidas.[1]

Lo resaltado en rojo es lo interesante. Cómo tradicionalmente se ha interpretado Ex 20, 3 según ellos mismos es que Dios prohíbe fabricar imágenes:

Ahora, respecto a las imágenes, aunque a nadie le gusta que le digan que lo han engañado, es necesario comentar que los mexicanos hemos sido engañados por los supuestos "guías espirituales" del país. ¿Por qué? Bien, porque Dios prohíbe en Su palabra muy claramente la fabricación de imágenes[2]

Pero al ser cuestionados por otro tipo de imágenes, entonces han ahora flexibilizado que eso no incluye monumentos, cuadros, y obras de arte, y han introducido “aclaraciones” en su argumentación, que no están en el texto bíblico.

Una aclaración:

Hemos de señalar que este mandamiento no prohíbe el arte, ni la pintura o la escultura. Prohíbe el uso de imágenes u objetos religiosos en la adoración de Dios. Por ello se dice: "No te inclinarás ante ellas, ni las honrarás." El mandamiento se refiere a cualquier semejanza de cosas del cielo, de la tierra o de las aguas debajo de la tierra… que sean usadas para adorar a Dios.
[3]

Cuando leemos Ex 20, 4-5 encontramos varias prohibiciones:

No te harás escultura ni imagen alguna ni de lo que hay arriba en los cielos, ni de lo que hay abajo en la tierra, ni de lo que hay en las aguas debajo de la tierra.
No te postrarás ante ellas ni les darás culto, porque yo Yahveh, tu Dios, soy un Dios celoso, que castigo la iniquidad de los padres en los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me odian (Ex 20, 4-5)


Vemos entonces 3 prohibiciones:

-fabricar
-postrar
-dar culto.

¿Tiene sentido la forzada argumentación protestante? ¿Esa aclaración que hacen hoy día de permitir monumentos, obras de arte, etc se infiere en el texto?. Si en verdad fuera como ellos dicen, el texto debió PERMITIR fabricar imágenes PERO prohibir la postración y el culto, lo que SI daría lugar a entender que Dios las permitía pero no para ser usadas en la adoración.

Cuando vemos la traducción griega nos damos cuenta de:

oupoihseiv seautw eidwlon oude pantov omoiwma osa en tw ouranwanw kai osa en th gh katw kai osa en toiv udasin upokatw thv ghv[4]

La palabra kai es una conjunción que significa: “y”, es un conector entre frases que indica que no se pueden hacer y no se pueden postrar y no se le pueden dar culto. Así que Israel no podía hacer imágenes y tampoco podía postrarse ante las que ya hubieran ni darles culto.

¿Entonces, por qué el texto TAMBIEN prohíbe su FABRICACION?

Para un católico esto no genera ningún problema ya que el texto original para la palabra traducida por imagen es “pesel” que significa “ídolo”; no utiliza “tselem” que es la palabra usada para “imagen representativa”[5]. Por eso un católico no tiene problemas, pues nuestras imágenes son representativas y NUNCA se usan para ser adoradas. Distinto es que los no católicos nos lo quieran achacar. Entonces, siendo literales al extremo como cuando conviene, como ellos hacen, Ex 201 4-5 prohíbe CUALQUIER imagen, y en el texto no se hace distinción para su fabricación dependiendo el uso. Todo les pasa por no entender que se refiere a “ídolos” y no a “imágenes” el texto hebreo.

Nos damos cuenta que los no católicos hacen unas exégesis pero sin analizar el idioma hebreo en que fueron escritas las citas. Así, hasta un niño de 5 años hace exégesis bíblica. Lo más interesante aun, es cuando aseguran que los cristianos primitivos no tenían imágenes al comienzo:

Claramente, las Escrituras están contra el uso de los ídolos e imágenes en el culto de la iglesia. La iglesia del principio, la verdadera iglesia, nunca los usó. Pero cuando vino la " apostasía " y se mezclaron el paganismo y la cristiandad, se hizo un uso completo y libre de los viejos ídolos paganos los cuales heredó la "Iglesia".[6]

Aquí estamos ante un caso de total ignorancia histórica frente a las imágenes. El veneno está en mezclar maliciosamente en la misma frase la palabra “imagen” y la palabra “ídolo”. La Iglesia primitiva CLARO que tenían imágenes. Era parte de su vida cristiana, pero para esto tenemos que tratar sobre las Catacumbas.

Las catacumbas son los antiguos cementerios subterráneos usados durante algún tiempo por las comunidades cristianas y hebreas, sobre todo en Roma. Las catacumbas cristianas, que son las más numerosas, tuvieron sus comienzos en el siglo segundo y sus ampliaciones continuaron hasta la primera mitad del quinto.

En su origen fueron sólo lugar de sepultura. Los cristianos se reunían en ellas para celebrar los ritos de los funerales y los aniversarios de los mártires y de los difuntos.

Durante las persecuciones sirvieron, en casos excepcionales, como lugar de refugio momentáneo para la celebración de la Eucaristía.

Terminadas las persecuciones, las catacumbas se convirtieron, sobre todo en tiempo del papa San Dámaso I (366-384), en verdaderos santuarios de los mártires, centros de devoción y de peregrinación desde todas las partes del imperio romano[7]

Es importante notar que las Catacumbas se iniciaron en el siglo II, mucho antes de la supuesta mezcla pagana que auguran los protestantes., como la cita que pusimos anteriormente. ¿Por qué tenían que esconderse en Catacumbas los cristianos?

Desde sus comienzos, los cristianos fueron perseguidos. Inicialmente por los judíos y entre esos Pablo como él mismo narra:

Pues, hermanos, os habéis hecho imitadores de las iglesias de Dios que están en Judea, en Cristo Jesús, puesto que habéis sufrido también de vuestros compatriotas lo mismo que ellos han sufrido de los judíos. Éstos son los que mataron al Señor Jesús y a los profetas, y también a nosotros nos han perseguido. Y así no sólo no agradan a Dios, sino que se hacen enemigos de todos los hombres, al impedir que prediquemos a los gentiles para que se salven; y así están siempre colmando la medida de sus pecados. Pero la ira contra ellos ha llegado al límite. (1 Tes 2, 14-16)


El mismo San Pedro dirá a los cristianos en época de las persecuciones romanas:

Queridos míos, no se extrañen de la violencia que se ha desatado contra ustedes para ponerlos a prueba, como si les sucediera algo extraordinario.(1 Pe 4, 12)

Así que los cristianos empezaron a refugiarse y a reunirse para poder celebrar los sacramentos en estos lugares. Estos lugares recogen la tradición cristiana de los primeros dos siglos sobre el culto a las imágenes como podemos ver

Imagen de la Virgen y el niño Jesús.
Siglo III (Catacumba de Santa Priscila) 

Bautismo del Señor

Los panes y los peces

Daniel, en el foso de los leones 
Incluso hoy día, la tecnología de Google Maps permite hacer una visita por las catacumbas, y cada uno podrá ver con sus propios ojos, este bello regalo que nos muestra que los cristianos sí tenían imágenes en sus catacumbas Visita a las catacumbas en Google Maps

Así que podemos darnos cuenta como las imágenes, sí fueron usadas por los cristianos primitivos, no como falsamente enseñan los no católicos..

Así que hermano católico, ya sabes que las imágenes representativas han existido en la Iglesia por miles de años.


[1]http://www.reydelosreyes.org/artCultoImagenes.htm

[2]http://www.spurgeon.com.mx/segmand.html

[3] Ib

[4]http://www.studylight.org/isb/bible.cgi?query=ex+20:4-5&section=0&it=kjv&oq=Gen%252015:2&ot=lxx&nt=tr&new=1&nb=ge&ng=15&ncc=15

[5] Para más estudio ver ¿Las citas de la supuesta idolatría” http://www.catolicosfirmesensufe.org/las-citas-de-la-supuesta-idolatra

[6]http://www.casadeoracioncr.com/tratado/515

[7]http://www.primeroscristianos.com/catacumbas/catacumbas_1.html

Fuente, catolicosfirmesensufe.org

Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/

Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

TU DONATIVO NOS HACE FALTA Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!


Dios y las imágenes religiosas



DIOS Y LAS IMÁGENES
Por Álvaro Molina 

Éxodo 20,4 es un pasaje bíblico que, si estuviera hecho de metal, seguramente estaría muy reluciente y muy gastado también, por todas las veces que nuestros hermanos protestantes lo empuñan cual contundente arma. 

Veamos en orden cronológico cómo ocurrieron algunas cosas alrededor del asunto de las imágenes, en tiempos del Antiguo Testamento: 

1. Dios manda la prohibición de que se haga imagen alguna. Y además advierte que Él es Dios celoso y que puede maldecir a generaciones enteras. (Éxodo 20,4-5) 

2. Dios manda a hacer un par de querubines de oro (imágenes) para la tapa del Arca de la Alianza. (Éxodo 25,18) 

3. Dios manda a Moisés a fabricar una serpiente de bronce para salvar a los israelitas de las mordeduras de serpiente. (Números 21,8) 

4. Salomón llena el templo de Dios con imágenes de varios animales, Dios se hace presente y declara que ese templo será su casa para siempre. No dice nada de nada acerca de todas aquellas imágenes. (1 Reyes 7; 1 Reyes 9) 

En el numeral 2, ¿qué pasó con la prohibición que hasta tiene pena de maldición por generaciones para el transgresor? En el numeral 3, ¿Moisés le recordó a Dios que hay una prohibición en contra de las imágenes? En el numeral 4, ¿Dios se hizo el desentendido con aquellas imágenes que Él nunca mandó a hacer y que Salomón las hizo por su espontánea voluntad? 

En hebreo antiguo hay dos palabras para imagen: pesel y tselem. Pesel significa «imagen para propósitos de adoración», es decir ídolo. Tselem significa «imagen para representación», es decir una simple escultura. La palabra usada para la prohibición fue pesel, con lo cual lo que quedaba prohibido era la creación de imágenes para propósitos de adoración. Tselem no fue la palabra empleada en el texto de la prohibición. Eso explica la aparente incongruencia entre el mandato de Dios y lo que ocurrió después de emitirse la prohibición. 

Hay muchas pruebas bíblicas de que los israelitas eran celosos guardianes de los mandatos divinos, incluso después de haber conocido a Jesús. Una de ellas la tenemos en Hechos 10,9-16: 

«Al día siguiente, mientras ellos iban de camino y se acercaban a la ciudad, subió Pedro al terrado, sobre la hora sexta, para hacer oración. Sintió hambre y quiso comer. Mientras se lo preparaban le sobrevino un éxtasis, y vio los cielos abiertos y que bajaba hacia la tierra una cosa así como un gran lienzo, atado por las cuatro puntas. Dentro de él había toda suerte de cuadrúpedos, reptiles de la tierra y aves del cielo. Y una voz le dijo: «Levántate, Pedro, sacrifica y come.» Pedro contestó: «De ninguna manera, Señor; jamás he comido nada profano e impuro.» La voz le dijo por segunda vez: «Lo que Dios ha purificado no lo llames tú profano.» Esto se repitió tres veces, e inmediatamente la cosa aquella fue elevada hacia el cielo.» 

San Pedro, ya en su ministerio como cabeza de la iglesia, sigue siendo fiel al mandamiento de no comer cosas impuras, tanto así que aun cuando Dios mismo le está mandando a comer libremente, él siente que no debe desobedecer un mandamiento previo. 

Moisés también era un hombre muy obediente de las leyes divinas. Cuando Dios mandó a Moisés a hacer los querubines de oro, Moisés simplemente obedeció. Cuando Dios mandó a Moisés a hacer la serpiente de bronce, Moisés obedeció sin cuestionar nada. Algunos dirán que Moisés no era como Pedro, que Moisés nunca se opuso o cuestionó los designios de Dios. Pero veamos lo que sucede cuando Dios le dice a Moisés que ha decidido eliminar a los israelitas por ser un pueblo de corazón duro (Deuteronomio 9,13-14). Dios no le está consultando nada a Moisés, no le está pidiendo su opinión, simplemente le está haciendo saber que Él ha decidido matar a todos los israelitas y levantar un nuevo pueblo a partir de Moisés. Ahí no vemos a Moisés hacerse a un lado para dejar pasar a la ira de Dios, sino que intercede por Israel. Moisés se coloca en oración entre Dios y los israelitas, rogando por misericordia. Finalmente Dios escucha los ruegos de Moisés y perdona a los israelitas. 

Como puede verse, Moisés no es un autómata sin razón, que solamente obedece lo que Dios dice. Si pudo atreverse a convencer a Dios de retroceder en su decisión de matar a los israelitas, ¿por qué no vimos a Moisés razonando con Dios sobre el asunto de las imágenes? ¿Por qué no le recordó a Dios que había una prohibición impuesta por Él mismo? Simplemente porque a Dios no le ofenden las imágenes (tselem). Le ofenden los ídolos (pesel). 

Un ídolo no es solamente una cosa de piedra o madera. Un ídolo es todo aquello que nos aleja de Dios. Un ídolo es aquella cosa o costumbre que se alimenta de nosotros, que no nos deja crecer, que nos impide el desarrollo espiritual. Un ídolo puede ser el dinero, la fama, el sexo, el poder, una persona, el trabajo, la familia. No hay que perder de vista que la idolatría no es acerca de estatuas o esculturas, sino que acerca de los deseos del corazón. Todo lo que tengamos en nuestros corazones por encima de Dios, es un ídolo. 

Muchos dirán que postrarse ante una imagen del catolicismo es adorar. Cualquier diccionario desmentirá semejante falsedad. Pero mejor leamos lo que dice la biblia sobre esa mentira de que postrarse es adorar. San Mateo 4,9 es el versículo con la tercera tentación del demonio a Jesús. «Y le dice: todo esto te daré, si postrándote me adoras». Vemos que la biblia deja muy claro que postrarse no es adorar. El demonio le ofrece a Jesús todos los reinos de la tierra a cambio de dos cosas distintas entre sí: postrarse y adorarle. El demonio quiere ver a Jesús postrado, para sentirse reconocido por el Hijo de Dios como alguien con méritos. Le interesa eso primero, satisfacer su vanidad. Como cosa secundaria quiere la adoración. 

Uno puede postrarse o inclinarse en señal de respeto, para reconocer los méritos de otra persona, tal como hizo Salomón son su madre, quien al llegar a visitarlo, se inclinó ante ella (1 Reyes 2,19). Ahí Salomón no estaba adorando a su madre, estaba mostrándole mucho respeto. También tenemos el pasaje donde Josué se postra ante el Arca de la Alianza durante horas (Josué 7,6). Josué no estaba adorando aquella caja de madera cubierta con oro. Estaba humillándose ante lo más cercano a la presencia de Dios. 

La adoración no requiere una postura específica, porque viene del corazón y los deseos de la persona. 

Recuerden que estos temas de apologética son para el crecimiento en la fe de cada uno de ustedes, para que sepan cómo combatir esas dudas que algunos pretenden sembrar en nuestra fe católica, no son para ir a batallar en inútiles polémicas interminables con nuestros hermanos protestantes. 

Pax et bonum.


Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook. 


Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días. 

TU DONATIVO NOS HACE FALTA Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!


¿Qué es la idolatría?


¿QUÉ COSA ES REALMENTE LA IDOLATRÍA?
Por Álvaro Molina 

En tiempos de los profetas los pueblos paganos practicaban la idolatría principalmente rindiendo adoración a figuras talladas en piedra, madera o hasta metales preciosos. Bien podía tratarse de figuras de un hombre-pez, o de algún animal o de algún ser mitológico con forma humana, como en el caso de los dioses del Olimpo o algunos dioses egipcios. 

En aquel tiempo la idolatría tenía como premisa fundamental el creer que aquel objeto inanimado era realmente un dios, que podía escuchar, ver y entender, y desde luego conceder favores. En el libro de Daniel incluso vemos que algunos pueblos creían que esas figuras inertes hasta podían comer. Esa fue la razón por la que se escribió lo que leemos en Jeremías 10, donde el profeta se burla de los ídolos, ya que aquellos pueblos trataban esos objetos como si realmente eran seres capaces de ver, hablar y moverse, cuando no eran más que figuras idolatradas, talladas en algún material inerte. 

En tiempos de los apóstoles la idolatría seguía practicándose, pero no solamente hacia esculturas que eran tratadas como ídolos, sino que también hacia cosas del mundo como el sexo, el dinero y todo lo demás que el mundo pudiera ofrecer. Eso lo podemos leer en Efesios 5,5 donde San Pablo advierte que ser fornicario, avaro o mundano equivale a ser idólatra. Una advertencia similar la podemos leer también en Colosenses 3,5-6. No es casualidad que San Pablo mencione esto en dos de sus cartas, donde hace énfasis en que la idolatría no es solamente creer que un trozo de piedra o madera es un dios, sino que es acerca de poner las cosas pecaminosas del mundo por encima del verdadero Dios. 

En nuestros días solo un trastornado podría creer que un objeto con forma humana o de animal es un dios. Aun así existe la idolatría hacia otras cosas como el dinero, la fama, el sexo, el cuerpo, las personas, etc. 

Hay una palabra en hebreo, cuyo significado puede mostrar con mucha más claridad qué cosa es ser idólatra. En las prohibiciones que pueden leerse en Levítico encontraremos que no se debe adorar ídolos, no se debe usar ropas con diferentes tipos de tejidos, no se debe afeitar la barba, no se debe practicar actos homosexuales, no deben afeitarse las patillas, no debe raparse la cabeza, entre muchas otras. Hay unas prohibiciones en las que la transgresión se considera como una abominación (Levítico 18,23; Levítico 20,13). La palabra para abominación en hebreo es תּוֹעֵבַה (tow'ebah). Esta palabra tiene muchas acepciones. Significa profano, indigno, repugnante, pero también significa idolatría. Esta palabra también puede encontrarse en muchas otras citas del Antiguo Testamento. 

Resulta interesante que tow'ebah también signifique idolatría, y en realidad ese significado ayuda mucho a esclarecer qué cosa es idolatrar. Cuando cometemos una transgresión a la ley de Dios, se considera idolatría. Quiere decir que el pecado, sea cual sea, nos lleva a quitar a Dios del pedestal en donde siempre debe estar, para colocar en ese pedestal el motivo de nuestro pecado. En otras palabras, cuando pecamos, tomamos a Dios, lo lanzamos por una ventana, y en su lugar colocamos aquello que nos ha seducido hasta hacernos pecar. En ese momento colocamos el motivo de nuestro pecado en el lugar de Dios, pero ya que el pecado no es un dios, sino que un ídolo, entonces estamos idolatrando porque hemos desplazado a Dios de nuestras vidas, para sustituirlo, aunque sea por unos minutos, por algo que no es Dios. 

Cuando pecamos dejamos de servir y adorar al único y verdadero Dios, para pasar a ser sirvientes del pecado, sea cual sea, y dure el tiempo que dure. Esa es la razón por la cual tow'ebah también significa idolatría, porque desobedecer la ley de Dios es pecar, y al pecar retiramos a Dios de su merecido lugar en nuestras vidas, para colocar en ese mismo lugar otra cosa que no es Dios. 

Por eso resulta un tanto irónico cuando alguien nos acusa de ser idólatras, por el solo hecho de tener simples imágenes de la virgen María o de santos en nuestras casas o templos, ya que quien nos hace ese señalamiento es otro pecador, que repite los mismos pecados diariamente, con lo cual ese pecador es un idólatra, que nos acusa de ser idólatras. Así que al final, idólatras somos todos, pero no por adorar ídolos de piedra o madera, sino que por adorar otra clase de ídolo: el pecado. 

La desobediencia nos lleva al pecado. El pecado, como ídolo que es, siempre nos roba algo valioso. Un ídolo nos quita, nunca nos da, y si en algún momento pareciera que nos da, en realidad lo hace para quitarnos mucho más de lo que nos dio. Un ídolo se alimenta de nosotros, insaciablemente, y nos abandona hasta que ya no queda nada que pueda robarnos. El pecado es un ídolo y ese ídolo nos quita lo más valioso, la vida, ya que la paga del pecado es la muerte. 

En Éxodo 32 podemos leer cómo el pueblo de Israel decide retirar a Dios de sus vidas y hacerse un muñeco de oro con forma de becerro, al cual ellos ahora llaman dios. Es muy significativo que en Éxodo 32,8 podamos leer que Dios menciona primero lo más grave, que en ese caso no fue la fabricación del becerro, sino que la desobediencia. «Bien pronto se han apartado el camino que yo les había prescrito.» A continuación Dios menciona lo del becerro, pero como cosa secundaria. Lo más grave, lo que más ofende a Dios, es la desobediencia, la cual llevó a los israelitas a dejar de adorar a Dios y desplazarlo, para ponerse a adorar al pecado. El becerro de oro no fue más que la contundente evidencia de ese grave pecado. 

Ese día fatal la idolatría del pecado hizo que el pueblo de Israel perdiera algo muy valioso. A cambio solo obtuvieron un muñeco del metal amarillo llamado oro. El pecado, como todo el ídolo que es, solo les robó, les quitó, se alimentó de ellos, y los dejó vacíos, tan solo con un inservible montón de oro. 

En contraste con el pecado, Dios nos alimenta y nos nutre con su carne y su sangre, para darnos vida eterna. Acerquémonos a la Santa Eucaristía. Frecuentemos el sacramento de la confesión y el sacramento de la comunión. Recemos el santo rosario y luchemos para dejar de adorar ídolos, que no son otra cosa que los cotidianos y repetitivos pecados que todos cometemos. Muchos de esos pecados son de muerte. 

Vayamos a confesarnos con la mayor frecuencia posible, aunque se trate de pecados veniales, ya que lo más importante es que recibamos esa dosis de gracia cuando se nos da la absolución. De la misma manera que una planta crece más fuerte cuando es regada con más frecuencia, nosotros también nos volveremos más fuertes para resistir al pecado si nos acercamos a la confesión con frecuencia, para ser bañados con la gracia de la absolución. 

Pax et bonum


Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook. 


Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días. 

TU DONATIVO NOS HACE FALTA Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!


¿Por qué los Cristianos Católicos usamos imágenes? ¿No está prohibido por Dios?



¿POR QUÉ LOS CRISTIANOS CATÓLICOS USAMOS IMÁGENES? ¿NO ESTÁ PROHIBIDO POR DIOS?

El problema de las imágenes tiene dos aspectos principales:
1° ¿Es lícito hacer imágenes?
2° ¿Es lícito venerarlas o tributarles culto?

1. Vamos a fijarnos primero en lo que es hacer imágenes.
Por imagen se entiende la representación sensible, material, de una persona o cosa. Por razón del material con que está hecha, los judíos distinguían:

a) Pesel: imagen hecha de madera labrada.

b) Massekah: de metal fundido.

c) Pittuach: dibujada en lienzos o muros.

En la Biblia hay 3 vocablos que se utilizan para designar el uso que se les da a las imágenes.

Por razón de lo que representa puede ser:

a) imagen de un ser celestial: ejemplo: ángeles, fuerzas naturales personificadas.

b) imagen de un ser terrestre: de un hombre, de animales, de plantas.

Si se trata de representar a la divinidad, la imagen puede ser:

1.- Pesel (פסל): que traducido literalmente sería ídolo. El ídolo es aquella imagen que sustituye a Dios o que en sí constituye un "dios". Un ejemplo es el becerro de oro. Las personas creen que un "dios" se encuentra o habita dentro de la estatua o figura.

Exo 20:4 לא תעשׂה־לך פסל וכל־תמונה אשׁר בשׁמים ממעל ואשׁר בארץ מתחת ואשׁר במים מתחת לארץ׃

Para la palabra que la biblia protestante Reina Valera usa como "imagen", el hebreo usa la palabra פּסל (pesel)

2.- Tselem (צלמ): que traducido sería imagen, estatua. En este sentido se refiere a algo representativo. En la Biblia se usa este término para la serpiente de bronce que Dios mandó a construir a Moisés.

En 1 Samuel 6,5 Haced imágenes de vuestros tumores y de vuestras ratas que devastan el país y dad gloria al Dios de Israel. Acaso aligere su mano de sobre vosotros, vuestros dioses y vuestra tierra.
ועשיתם צלמי [עפליכם כ] (טחריכם ק) וצלמי עכבריכם המשחיתם את־הארץ ונתתם לאלהי ישראל כבוד אולי יקל את־ידו מעליכם ומעל אלהיכם ומעל ארצכם׃ 1 Samuel 6:5. Donde podemos ver que se usa la palabra צלמי que es TSELEM y significa IMAGEN REPRESENTATIVA

3.- Pittúakj (חּוּתִּפ): que traducido sería algo así como imagen decorativa, escultura, entalladura. En la Biblia nos encontramos con este término utilizado en los querubines sobre el arca de la alianza, los querubines del templo de Salomón, etc.

1 Reyes 6:27-29
וְאֵת֩ כָּל־קִירֹ֨ות הַבַּ֜יִת מֵסַ֣ב ׀ קָלַ֗ע פִּתּוּחֵי֙ מִקְלְעֹות֙ כְּרוּבִ֣ים וְתִֽמֹרֹ֔ת וּפְטוּרֵ֖י צִצִּ֑ים מִלִּפְנִ֖ים וְלַחִיצֹֽון׃ 1 Reyes 6:29
Vemos aquí se usa la palabra פִּתּוּחֵי֙ que se traduce como escultura.
בֶּן־ אִשָּׁ֞ה מִן־ בְּנֹ֣ות דָּ֗ן וְאָבִ֣יו אִישׁ־ צֹרִ֡י יֹודֵ֡עַ לַעֲשֹׂ֣ות בַּזָּֽהָב־ וּ֠בַכֶּסֶף בַּנְּחֹ֨שֶׁת בַּבַּרְזֶ֜ל בָּאֲבָנִ֣ים וּבָעֵצִ֗ים
בָּאַרְגָּמָ֤ן בַּתְּכֵ֙לֶת֙ וּבַבּ֣וּץ וּבַכַּרְמִ֔יל וּלְפַתֵּ֙חַ֙ כָּל־ פִּתּ֔וּחַ וְלַחְשֹׁ֖ב כָּל־ מַחֲשָׁ֑בֶת אֲשֶׁ֤ר יִנָּֽתֶן־ לֹו֙ עִם־ חֲכָמֶ֔יךָ.
וְֽחַכְמֵ֔י אֲדֹנִ֖י דָּוִ֥יד אָבִֽיךָ׃

II. Al tratar de la licitud de hacer imágenes nos encontramos con dos posiciones diametralmente opuestas: la de los protestantes o hermanos separados, que afirman que no es lícito hacer imágenes de ninguna clase ni de ningún material, porque está estrictamente prohibido por Dios y citan Éxodo 20,4 ss y Dt 4,9-20

La de nosotros los Católicos, que afirmamos que sí es lícito hacer imágenes de cualquier material y de cualquier representación: seres celestiales, hombres, animales, plantas y cosas. Más aún, imágenes del Dios verdadero. Afirmamos, consiguientemente, que lo que prohíbe Dios en la Biblia es hacer imágenes de dioses falsos, o sea, hacer ídolos. Y esto lo afirmamos apoyados en la misma Biblia, en la Tradición de la Iglesia y en el sentido común.

Los hermanos separados dicen que no es lícito hacer imágenes, porque en el libro del Éxodo cap.20,v 4, Dios manda:

"No te harás imagen, ni ninguna semejanza de cosas arriba en el cielo ni abajo en la tierra, ni en las aguas, debajo de la tierra".

Por lo tanto: ni imágenes, ni figuras de ángeles (arriba en el cielo), ni de hombres y animales (abajo en la tierra), ni de peces y seres marinos (en las aguas, debajo de la tierra).

En el Deuteronomio, cap 4 vv 9-20, dice Moisés de parte de Dios:

"Guardad, pues , mucho vuestras almas; pues ninguna figura visteis el día que Jehová habló con vosotros de en medio del fuego, porque no os corrompáis y hagáis para vosotros esculturas, imagen o figura alguna, efigie de varón o hembra, figura de algún animal que sea en la tierra, figura de ave alada que vuela por el aire, figura de pez alguno que haya en el agua, debajo de la tierra, porque alzando tus ojos al cielo y viendo el sol, la luna y las estrellas y todo el ejército del cielo, no seas incitado y te inclines y le sirvas; que Jehová, tu Dios los ha concedido a todos los pueblos debajo de todos los cielos".

Por consiguiente, dicen nuestros hermanos separados, está clarísimo que no se deben hacer imágenes de ángeles, ni de hombres ni de animales ni de plantas ni de astros.

El texto del Deuteronomio es más explícito y claro que el del Éxodo. Se puede decir que no solo explica al Éxodo 20,4, sino que añade lo del sol, la luna y las estrellas y todo el ejército del cielo.

III: Nosotros, los católicos, no negamos lo que se afirma en Éxodo 20,4 ni en Deuteronomio 4,9-20. Pero decimos que para entender las palabras de Dios (Yahvé o Jehová) y de Moisés, es necesario atender al contexto y también considerar otros lugares de la Biblia, en donde se habla de imágenes.

Decimos, pues: en Éxodo 20 se contiene la lista de los mandamientos de la Ley de Dios.
De esos mandamientos, el primero es que sepan los hombres que solamente hay un Dios verdadero, que es Él que les habla:

"Yo soy Jehová, tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de siervos. No tendrás dioses ajenos delante de mi. (por lo tanto) no te harás imagen ni semejanza de cosa que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas, debajo de la tierra".

Entonces lo que prohíbe Dios claramente es que se hagan ídolos o sea, imágenes de dioses falsos y ajenos, porque Jehová es el único Dios.

Moisés, en el texto del Deuteronomio recuerda a los israelitas que deben cumplir lo que Dios les ha mandado, que no vayan a caer en la idolatría, haciéndose ídolos o imágenes de dioses falsos.

"Guardad, pues, vuestras almas: pues ninguna figura visteis el día que Jehová habló con vosotros en medio del fuego, porque no os corrompáis...(v.15 y 16); para que no seas incitado y te inclines a ellos y les sirvas...Guardaos. No os olvidéis del pacto de Jehová, vuestro Dios, que Él estableció con vosotros y os hagáis escultura o imagen de cualquier cosa que Jehová te ha vedado, porque Jehová es fuego que consume, Dios celoso". Dt. 4,23

Lo que Moisés quiere decir es que no vayan a caer en idolatría, adorando y sirviendo a las imágenes que se fabricaron ellos mismos.

"Y serviréis allí a dioses hechos de manos de hombre, de madera y de piedra que no ven, ni oyen, ni comen, ni huelen ".

Estos son los ídolos o imágenes hechas por manos de hombre. Dt 4,28.

Esto que acabamos de decir se deduce del contexto: Y lo confirmamos porque poco después de la promulgación de los mandamientos (Cap . 20 Éxodo), cuando el mismo Dios le habló a Moisés para decirle cómo debe construir el arca de la alianza, en el cap. 25, le dice que haga dos esculturas de querubines. En el v. 18 dice:

"Harás también dos querubines de oro , labrados a martillo; los harás en los dos cabos de la cubierta. Harás, pues, un querubín al extremo de un lado y otro querubín al extremo del lado opuesto".

El Dios que prohíbe hacer imágenes de lo que hay arriba en el cielo, manda que se haga imágenes de dos querubines. Entonces queda claro lo que Dios prohíbe es que tales imágenes sean consideradas como dioses, por lo tanto, que se les adore y se les sirva. Por eso, cuando un poco más adelante los israelitas se fabricaron un becerro de oro y empiezan a adorarlo, diciendo:

"Israel, estos son tus dioses que te sacaron de la tierra de Egipto... y Aarón les hizo un altar delante del becerro" Ex. 32,4-8

Entonces Dios se enojó y amenazó con destruir al pueblo, porque no había cumplido lo que Él le había mandado.

La Ira de Dios se debe a que los israelitas se hicieron un ídolo. Adoraban al becerro de oro. En cambio, a los querubines del arca no los consideraban como dioses, por eso Dios mandó que Moisés los hiciera.

En su peregrinar por el desierto, para castigar al pueblo que murmuraba contra Dios y Moisés:

"Les mandó serpientes venenosas que mordían al pueblo y murió mucha gente de Israel. Entonces, el pueblo vino a Moisés y dijeron: Pecado hemos por haber hablado contra Jehová y contra ti. Ruega a Jehová que quite de nosotros estas serpientes. Y Moisés oró por el pueblo" Números 21,6-7.

¿Cuál fue el resultado de la oración de Moisés?

"Y Jehová dijo a Moisés: 'Hazte una serpiente de bronce y ponla sobre el asta: y será que cualquiera que fuere mordido y mirare a ella, vivirá'. Y Moisés hizo una serpiente de metal y púsole sobre el asta, y fue cuando alguna serpiente mordía a alguno, miraba a la serpiente de metal y vivía". Núm 21,9.

¿Cómo es posible que el Dios que prohíbe hacer imágenes de lo que hay en la tierra (Ex. 20,4), mande a Moisés que haga la imagen de una serpiente?

Sencillamente porque lo que Dios prohíbe en realidad es hacer ídolos, o sea, imágenes de falsos dioses; pero no prohíbe hacer imágenes en general.

En resumen: A Moisés le manda Dios que haga querubines y la serpiente de bronce. Luego, no prohíbe hacer imágenes.

Esta serpiente de bronce duró muchos años entre el pueblo, hasta la reforma de Ezequías. uno de los mejores reyes que hubo en Judá.
En el libro de los Jueces leemos que el culto a Jehová oficialmente se hacía sin imágenes; pero en los santuarios particulares si había imágenes, en el capítulo 17 se narra la historia de la imagen del mismo Jehová, que mandó hacer a madre de Michas (o Mikas).

Era una imagen de talla y fundición (massekah) y fue puesta en casa de Michas (Mikas) su nombre era Mikayahu, que significa: "¿Quién como Jehova?" de la casa de Michas (Mikas) fue llevada al santuario de Lais y Bethrehod:

"Y los hijos de Dan se levantaron una imagen de talla; y Jonatán, hijo de Gersón, hijo de Manasés... fueron sacerdotes de la tribu de Dan hasta el día de la transmigración de la tierra. Y levantáronse la imagen de Mika, la cual él había hecho, todo el tiempo que la casa de dios estuvo en Siló". Jueces 18,30-31.

Se deduce de esto que, no solo hacían imágenes de querubines o de animales (la serpiente), sino hasta del mismo Jehová, y a esta le daban culto.

Era tan claro para los Israelitas que lo prohibido por Dios era fabricar ídolos, que el templo construido por Salomón, una de las maravillas del mundo antiguo, estaban decorados muros y puertas con imágenes de querubines, de toros y bueyes, y de palmas y olivos.

Imágenes en el templo, es decir, en la casa misma de Jehová, Léase 1 Re 6 y 7.

Finalmente en la reconstrucción del templo, en tiempo del profeta Ezequiel, se volvieron a usar las imágenes para decorarlo.

IV. CONCLUSIÓN

Según la Biblia y ateniéndonos nada más a ella, Dios prohibió hacer imágenes de dioses falsos, ídolos; pero no prohibió hacer otra clase de imágenes. A veces Él mismo mandó hacerlas (a Moisés), a veces aprobó que las hicieran (templo de Salomón).

Por consiguiente, los Católicos no se apartan de la Biblia cuando hacen imágenes de los santos o del verdadero Dios, como son todas las que representan a Jesucristo. No hacemos ídolos, hacemos imágenes.

V. La Tradición de la Iglesia. Para todos es evidente que la Iglesia católica admite y promueve el culto a las imágenes (no a los ídolos). Todo templo Católico, antiguo y moderno contiene imágenes de Cristo, de la virgen María y de los Santos. Vamos a citar solamente un decreto del Concilio de Trento, que reúne toda la Tradición de la Iglesia.

"Además, las imágenes de Cristo, de la Madre de Dios y de otros santos que se guardan principalmente en los templos para que se les tribute merecido honor y veneración...No que se crea que en ellas hay alguna divinidad o poder, por lo cual debían ser honradas... o que nuestra confianza se deba poner en ellas, como antes hacían los paganos, que ponían su esperanza en los ídolos; sino porque el honor que se les tributa a de referirse a las personas que representan; de modo que, cuando las besamos o ante ellas nos inclinamos o descubrimos la cabeza, es a Cristo, a los Santos, que ellas representan, a quienes adoramos o veneramos. Lo cual ya fue explicado por el Concilio de Nicea, contra los destructores de imágenes (iconoclastas)". Dezinger 1823 (Adoramos a Cristo y veneramos a los Santos).

VI. El sentido común confirma nuestra doctrina: el hombre siempre ha hecho imágenes de sus seres queridos y de sus héroes, en todo tiempo y en todas las naciones. Nadie lo considera malo, porque no se adoran esas imágenes, pero sí se les tiene mucho respeto, por las personas y cosas que representa.

Recordemos a propósito lo que nos decía Santo Tomás de Aquino respecto al tema de las imágenes.

"El culto de la Religión no se dirige a las imágenes en sí mismas como realidades, sino que las mira bajo su aspecto propio de imágenes que nos conducen a Dios encarnado. Ahora bien el movimiento que se dirige a la imagen en cuanto a tal, no se detiene en ella, sino que tiende a la realidad de que ella es imagen" (Summa Theologiae 2-2,q.81.a.3,ad.3)

Adendum, se utiliza citas de las Biblias Protestantes para con sus mismos textos comprobarles su error, sabemos que el nombre de Jehová no es el correcto para referirse a Dios, pero vale la aclaración.

FUENTE:

P. Bricio Torres S.J. "Conocer para dialogar"


Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/


Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!



Imágenes sí, ídolos no. El verdadero significado de Éxodo 20,4


IMÁGENES SÍ, ÍDOLOS NO.

DIOS PROHÍBE LOS ÍDOLOS, NO LAS IMÁGENES.
Por Jesús Mondragón (Saulo de Tarso)

Nuestros hermanos separados, etiquetan a nosotros los Cristianos Católicos de ser idólatras, de violar el mandamiento de Dios sobre las imágenes.

Y nos citan el siguiente texto:

"No habrá para ti otros dioses delante de mí. No te harás escultura ni imagen alguna ni de lo que hay arriba en los cielos, ni de lo que hay abajo en la tierra, ni de lo que hay en las aguas debajo de la tierra. No te postrarás ante ellas ni les darás culto, porque yo Yahveh, tu Dios, soy un Dios celoso, que castigo la iniquidad de los padres en los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me odian" Éxodo 20, 3-5.

Lo primero que tenemos que observar es que Dios dice 3 cosas:

1-NO TENDRÁS OTROS DIOSES DELANTE DE MÍ.
2-NO TE HARÁS IMAGEN ALGUNA.
3-NO TE POSTRARÁS (NO LAS ADORARÁS).

Tomando las cosas así, tanto Católicos, evangélicos, protestantes etc. Somos idólatras pues TODOS HACEMOS IMÁGENES, basta ver las revistas de los testigos de Jehová, las publicaciones "CHICK" y libros evangélicos plagados de imágenes, y qué decir de sus muros de Facebook, imágenes y más imágenes. Todos, evangélicos, católicos y protestantes en general, tenemos fotografías de nuestros seres queridos.

La pregunta es: ¿Si Dios prohíbe hacer imágenes, por qué ellos también las hacen? ¿Por qué levantan el dedo para acusar a los Católicos de idólatras, cuando ellos también violan el mandamiento del que aseguran ser tan fieles guardianes?

"¿Cómo es que miras la brizna que hay en el ojo de tu hermano, y no reparas en la viga que hay en tu ojo?" Mateo 7, 3.

Significa entonces, que si evangélicos, católicos y protestantes se hacen imágenes, ¿todos somos idólatras? ¡Claro que no!

Y si las imágenes son malas y Dios las prohíbe, ¿por qué el mismo Dios manda hacerlas?

"Harás, además, dos querubines de oro macizo; los harás en los dos extremos del propiciatorio" Éxodo 25, 18.

Aquí Dios manda hacer imágenes de lo que hay arriba en el cielo, DOS QUERUBINES.

"Y dijo Yahveh a Moisés: «Hazte una serpiente abrasadora y ponla sobre un mástil. Todo el que haya sido mordido y lo mire, vivirá.» Hizo Moisés una serpiente de bronce y la puso en un mástil. Y si una serpiente mordía a un hombre y éste miraba la serpiente de bronce, quedaba con vida". Números 21, 8-9.

Aquí Dios manda hacer una imagen de lo que hay abajo en la tierra, UNA SERPIENTE.

"También, de bronce fundido, hizo una gran concha, conocida por el nombre de Mar, completamente redonda, que tenía cinco metros de borde a borde, y dos metros y medio de altura. Un hilo de quince metros medía su contorno". 1 de Reyes 7, 23.

El rey Salomón construye una imagen de lo que hay en las aguas, UNA CONCHA, con nombre "mar".

Si Dios en la Biblia prohíbe imágenes de lo que hay arriba en el cielo, de lo que hay abajo en la tierra y de lo que hay en las aguas. ¿por qué Dios mismo manda hacerlas? ¿quiere decir que Dios y la Biblia se contradicen?

¡POR SUPUESTO QUE NO! DIOS NO SE CONTRADICE. LA BIBLIA NO SE CONTRADICE.

Una regla básica de interpretación bíblica, dice que si tu doctrina provoca que la Biblia se contradiga, esa doctrina es falsa.

Lo que Dios prohíbe es que tengas OTROS DIOSES. sólo Yahvé es Dios.

La pregunta es: ¿todas las imágenes son ídolos? La respuesta es no, no todas las imágenes son ídolos. Un ídolo es aquella imagen que tú creas que es un dios.

Un ejemplo perfecto es el becerro de oro que adoraron los israelitas en ausencia de Moisés.

"Los tomó él de sus manos, hizo un molde y fundió un becerro. Entonces ellos exclamaron: «Este es tu Dios, Israel, el que te ha sacado de la tierra de Egipto.» Éxodo 32, 4.

" y fueron a cambiar su gloria por la imagen de un buey que come hierba". Salmo 106, 20.


En este caso la imagen de un "buey" es un ídolo porque ellos creen que es un dios.

Pero veamos ahora qué nos dice la Biblia, recuerdas la concha de bronce llamada mar? Pues esa concha estaba en el templo de Dios y estaba posada no sobre uno, ¡sino sobre 12 bueyes!

"Se apoyaba sobre doce bueyes, tres mirando al Norte, tres mirando al Oeste, tres mirando al Sur y tres mirando al Este; el Mar estaba sobre ellos, quedando sus partes traseras hacia el interior". 1 de Reyes 7, 25.

Dios castigó al pueblo de Israel por hacerse la imagen de un buey, y los condenó a vagar por el desierto por 40 años. Pero aquí hay 12 imágenes de bueyes en su templo, imágenes que Dios no le ordenó hacer al rey Salomón y a Dios le agrada.

Otra vez preguntamos, ¿Dios y la Biblia se contradicen?

Recordemos que si una doctrina provoca que la Biblia se contradiga esa doctrina es falsa.

La diferencia es que mientras la imagen del buey de Éxodo el pueblo creía que era un dios, nadie cree que los 12 bueyes en el templo sean dioses, ¡el pueblo de Israel había madurado!

De modo que la diferencia entre una imagen y un ídolo es: que un ídolo es un dios falso y una imagen es sólo eso, una imagen.

"¿Quién modela un dios o funde un ídolo, sin esperar una ganancia? Isaías 44, 10.

"Sirven ellos para que la gente haga fuego. Echan mano de ellos para calentarse. O encienden lumbre para cocer pan. O hacen un dios, al que se adora, un ídolo para inclinarse ante él". Isaías 44, 15.


Estos textos muestran claramente que un ídolo es un falso dios.

Pero siempre nos dicen los hermanos separados, que lo malo es "adorar" y yo siempre les pregunto: Tú me acusas de adorar imágenes, dime ¿Qué es adorar?

Y hasta ahora ni siquiera un pastor de los que han platicado conmigo me ha sabido decir qué es adorar, siempre dicen que adorar es arrodillarse.

Nos acusan de adorar imágenes y ni siquiera saben qué es adorar. Si el adorar está en una posición del cuerpo ¿Qué pasa con millones de personas sin piernas, inválidos, parapléjicos, ancianos que no pueden arrodillarse? ¿Significa que éstas personas no pueden adorar a Dios?

ARRODILLARSE NO ES ADORAR, veamos:

"Después dijo David a toda la asamblea: «¡Bendecid a Yahveh, vuestro Dios!» Y toda la asamblea bendijo a Yahveh, el Dios de sus padres, se inclinaron y se postraron ante Yahveh y ante el rey". 1 de Crónicas 29, 20.

Quiere decir que al postrarse e inclinarse ante Yahvé y ante el rey, el pueblo adoró al rey?

Es un mismo gesto o posición del cuerpo, pero mientras a Dios lo adoraron, al rey no. Adorar es una decisión personal es algo interior no un acto exterior.

"Josué desgarró sus vestidos, se postró rostro en tierra delante del arca de Yahveh hasta la tarde, junto con los ancianos de Israel, y todos esparcieron polvo sobre sus cabezas". Josué 7, 6.

Imagina esta escena en tu mente, Josué y los ancianos de Israel, ¡ARRODILLADOS ROSTRO EN TIERRA DELANTE DEL ARCA! Y sobre el Arca había dos imágenes de querubines.

¿Quiere decir que Josué y los ancianos adoran las imágenes de los querubines? Es obvio que no, su intención no era adorar, la adoración es un acto libre del espíritu, un pensamiento, algo interior.

"Dios es espíritu, y los que adoran, deben adorar en espíritu y verdad". Juan 4, 24

¿Qué es adorar según la Biblia? Veamos :

"Los veinticuatro Ancianos se postran ante el que está sentado en el trono y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y arrojan sus coronas delante del trono diciendo: «Eres digno, Señor y Dios nuestro, de recibir la gloria, el honor y el poder, porque tú has creado el universo; por tu voluntad, no existía y fue creado.» Apocalipsis 4, 10-11.

Los ancianos se postraron y adoraron diciendo: ERES DIGNO SEÑOR Y DIOS NUESTRO.

Son dos acciones distintas “se postraron ante el trono” y "ADORARON DICIENDO...". Ellos reconocen al que está sentado en el trono como SU DIOS.

Recuerda que cuando se fabricaron el becerro de oro, los israelitas exclamaron: ¡ESTE ES TU DIOS QUE TE SACÓ DE EGIPTO!

Adorar según la Biblia es reconocer a un ser o cosa como DIOS.

Para nosotros los Cristianos Católicos las imágenes, la Virgen etc. no son Dios.

Hasta ahora no conozco un Católico por ignorante que sea, que piense que las imágenes son dioses.

La enseñanza bíblica es:

IMÁGENES SÍ, ÍDOLOS NO.


PAX ET BONUM


Si deseas conocer más sobre tu fe católica visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/


Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!



Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES